¿QUÉ SON LAS BOLSAS
COMPOSTABLES?

Las bolsas compostables son bolsas fabricadas con material orgánico, es decir, derivado de productos vegetales (como por ejemplo almidón de maíz, aceite de soja o fécula de patata, entre otros). Este material se puede convertir en compost o abono orgánico en plantas de compostaje industrial en una ventana de tiempo menor a los plásticos convencionales (no mayor a 6 meses), por otro lado, siempre y cuando las bolsas estén mezcladas con productos únicamente orgánicos y en el contenedor adecuado, estos desechos no dejarán residuos en el medio ambiente. Es por eso que las bolsas compostables favorecen el desarrollo sostenible, acompañado de una cultura de separación de desperdicios.

PROCESO DE COMPOSTAJE

El proceso de compostaje permite reciclar residuos orgánicos de origen municipal, comercial, industrial o agrícola. Recupera materia orgánica de los residuos, que puede ser retornada al suelo.

PROPIEDADES DE LAS BOLSAS COMPOSTABLES

Son Flexibles y resistentes, no obstante, para que las bolsas de bioplástico mantengan todas sus propiedades intactas, han de estar almacenadas en lugares secos. Estas bolsas se mantienen en perfecto estado durante 6 meses.

VENTAJAS SOBRE LAS BOLSAS

TRADICIONALES

  • Las bolsas compostables ofrecen una menor duración que una bolsa tradicional.

  • Es capaz de transformarse en abono en conjunto con los desperdicios orgánicos que el ser humano genera.

  • Ofrece un cierre a su ciclo de vida siempre que la disposición final sea en el ambiente propicio para generar el compost.

Nuestro portafolio de bolsas compostables va de la mano con la implementación de una cultura de separación de desperdicios orgánicos, equivalente a lo que actualmente es el proceso de reciclaje en el caso del plástico tradicional, ambos contribuyendo a la sostenibilidad para un mundo mejor.